Saltar al contenido

Cómo hacer un purificador de aire casero

Te explicamos cómo hacer un purificador de aire casero, sin necesidad de que tengas que comprar uno. 

Fabricarte un purificador de aire casero es mucho más fácil de lo que te puedas imaginar. Para ello, basta con que dispongas de una mañana de domingo libre y te pongas manos a la obra. El tiempo que vas a necesitar para hacer tu purificador de aire casero no debería superar la hora, por lo que podrás tenerlo listo en menos que canta un gallo. 

filtros para purificador de aire casero

Un purificador de aire casero tiene como finalidad limpiar el ambiente de nuestro hogar de todo tipo de partículas dañinas que pueden afectar, principalmente a nuestro aparatos respiratorio. Pero sirve para mucho más: Elimina olores, el humo si hay algún fumador en casa y mantiene el aire limpio y saludable. 

¿Qué necesitas para hacer un purificador de aire casero?

Sólo vas a tener que comprar unos elementos en los que no te vas a gastar más de 10 €, en el peor de los casos; pues la gran mayoría de ellos están presentes en muchas casas, como restos de chapuzas que hemos hecho. 

Deberás utilizar dos ventiladores de ordenador viejos. Si no los tienes en casa, bastará con que te bajes a una tienda de informática y le pidas dos de segunda mano, de algún ordenador desechado y que por lo general no deberían cobrarte más de 1 € por cada uno. Ten en cuenta que nuevos no valen más de 3€.

También vas a necesitar un tubo fino de PVC de 33 centímetros, igual de ancho que los ventiladores; ya que los ventiladores de ordenador viejo tendrán que entrar en dicho tubo. Junto al tubo, compra 4 tapas del mismo diámetro. Para ensamblar tu purificador de aire necesitarás una rejilla metálica, un papel fieltro de 600 micras, carbón activo y silicona. Todos estos elementos, los que no tengas en tu casa ya, puedes adquirirlos en una ferretería y no te van a costar más de 5 €. 

Para que tu purificador de aire casero funcione, necesitarás la fuente de alimentación de tu ordenador viejo. Si no tienes ningún ordenador viejo en casa del que sacarla, algo que corriendo los tiempos que corren parece imposible pues todos tenemos algún ordenador antiguo que no utilizamos, podrás pedirlo en alguna tienda de informática en la que arreglen ordenadores. Por esta fuente de alimentación no te deberían cobrar más de 2 ó 3 €.  

Cómo hacer un purificador de aire casero paso a paso

Vamos ya a ver cómo hacer un purificador de aire casero sencillo:

Deberás cortar la tubería en tres trozos con una pequeña sierra. Un trozo de 25 centímetros y dos de 4 centímetros. Si no tienes una sierra, podrás hacerlo con un gran cuchillo de sierra, aunque te costará un poco más. Por eso te he indicado antes que compres un tubo fino. Seguidamente, coge los ventiladores, córtales las esquinas y puentea el cable rojo y el negro que tienen. 

A continuación, tendrás que hacer un agujero en el tubo grande y fijarle los dos ventiladores con silicona en cada uno de los bordes. Antes de pegarlos, saca los cables por el agujero que le has hecho al tubo. 

Las cuatro tapas tendrás que recortarlas, dejándolas como un marco. Pégale con silicona una capa de malla, otra de papel fieltro, luego el carbón activo, otra capa de fieltro y otra malla. Todo pegado con silicona y será el filtro que vaya en el extremo de la tubería grande, por dónde debe entrar el aire. 

En la tapa sobrante, también recortada como un marco, deberás poner la rejilla y dos papeles fieltro; e irán en el otro extremo del tubo. Ahora coge el cable amarillo y el negro de la fuente de alimentación y puentéalos también; conectando la fuente de alimentación a los ventiladores. Para suministrarle la electricidad, sólo deberás cortar un cable con enchufe y enganchar dicho cable a la entrada de electricidad de la fuente de alimentación.  ¡Y ya está! Ya tendrás hecho tu purificador de aire casero, que mantendrá tu hogar con un ambiente limpio y saludable.  

Recuerda que lo único que deberás hacer es esperar un tiempo prudencial de unos 10 minutos para que los filtros, con sus distintas capas sequen, pues al haberlos pegado con silicona, ésta necesitará secar del todo para que no acaben soltándose. Esperar a que la silicona seque será el único tiempo de espera que debas tener, y que podrás aprovechar para ir puenteando los cables de los dos ventiladores y de la fuente de alimentación. Por si no lo sabes, puentear significa juntar ambos cables, enrollándolos para que queden como si fuese un solo cable. 

Ya está, ya sabes cómo construir un purificador de aire casero. Esperamos que disfrutes mucho de tu nuevo purificador de aire casero y que el ambiente de tu hogar sea, a partir de ahora, igual de saludable que el que se respira en lo alto de una montaña.