Saltar al contenido

Ozonizadores de Aire

Un ozonizador de aire es un complemento de salud e higiene que puede acabar transformando la realidad de un hogar y convirtiéndolo en un lugar saludable y óptimo para personas que sufren distintas patologías respiratorias o de otra índole. 

Si vas a comprar un ozonizador de aire, en este artículo te explicamos por qué debes hacerlo, cómo debes comprarlo; y lo más importante, cómo debes utilizarlo para poder disfrutar al máximo de los beneficios que este aparato puede aportarte a ti y a todos los miembros de tu hogar. 

 Las Propiedades de  los Ozonizadores de Aire

Los ozonizadores de aire son los aparatos más eficaces que hay en el mercado para eliminar todo tipo de patógenos del ambiente. Su sistema consiste en generar pequeñas cantidades de ozono que son expulsadas al ambiente para eliminar todo tipo de partículas dañinas, como el polen, el polvo, los ácaros o el moho. 

Un ozonizador de aire es un aparato que limpia el aire del interior de nuestras casas u oficinas, a la vez que elimina bacterias, hongos, virus, moho, gérmenes y todo tipo de olores. Son eficaces, incluso, hasta con la listeria o la salmonella

El ozonizador de aire lo que hace es coger las moléculas de oxígeno que hay en el aire de nuestras casas y, mediante una descarga eléctrica, le añade otra molécula con la que crea dicho ozono.   

Precauciones en el uso de los ozonizadores de aire

El uso de los ozonizadores de aire debe ser muy controlado y limitado. Hay una regla fundamental que nunca debemos saltarnos: NO usar un ozonizador de aire en casa mientras estemos nosotros en el hogar. ¿Por qué? Pues porque la emisión de ozono es muy efectiva para eliminar las partículas dañinas del ambiente, pero si respiramos dicho ozono durante la emisión, éste puede acabar dañando nuestro pulmones. 

Los ozonizadores de aire se deben utilizar cuando los habitantes del hogar están fuera del mismo. Por esta razón, la gran mayoría de los modelos cuentan con un sistema de programación que nos permite configurarlos para que funcionen cuando no nos encontramos en la casa

El uso de los ozonizadores de aire también debe ser limitado. No conviene utilizarlos por un tiempo prolongado ni con una asiduidad constante. Sólo deben utilizarse cuando intuimos que el ambiente de nuestro hogar está cargado de partículas dañinas.  

¿Qué precios tienen los ozonizadores de aire?

Los ozonizadores de aire son aparatos muy exclusivos, pensados para ser utilizados por personas que sufren problemas respiratorios graves, como distintas alergias o asma. En el mercado cuentas con aparatos de varios precios, que se podrían dividir en dos grandes grupos:

  • Ozonizadores de aire básicos, hasta 80  € – Por menos de este dinero, vas a poder comprar un ozonizador de aire que te ofrecerá un gran servicio y eliminará todas las partículas dañinas que haya en pequeñas estancias. Se pueden ir poniendo en las distintas estancias de la casa, cuando no estemos en ellas. 
  • Ozonizadores de aire de gran tamaño, desde 80 €  – A partir de este dinero, vas a poder optar por ozonizadores de aire de gran tamaño, aptos para grandes viviendas o espacios cerrados muy amplios. Son aparatos muy potentes por lo que está completamente prohibido que hay alguna persona en la estancia durante su uso. 

¿Cómo utilizar un Ozonizador de Aire? 

El uso de los ozonizadores de aire requiere de una gran responsabilidad por tu parte. Un mal uso de un ozonizador de aire podría derivar en que acabe produciendo el efecto contrario al deseado en la salud de las personas que viven en el hogar en el que se utiliza. 

Por ello, es fundamental que sigas unas reglas básicas con su utilización

Usar el ozonizador de aire sin que haya nadie en la estancia

Es la regla primera y fundamental. Un ozonizador de aire sólo puede ser usado cuando no vaya a haber nadie en la estancia en la que se va a utilizar. No sólo durante su uso. Conviene que no entre nadie en dicha estancia, al menos, durante las 2 siguientes horas para que así se puede estabilizar el ozono en dicha habitación y no pueda acabar siendo contraproducente. 

La programación del ozonizador de aire

Todos los ozonizadores de aire cuentan con un sistema de programación por el que le puedes indicar el momento en el que debe encenderse y el tiempo que deben permanecer en activo. Los modelos más actuales, vienen incluso con una aplicación de móvil que te permite accionarlos hasta estando fuera del hogar. 

El tiempo de uso del ozonizador de aire

Todo depende el tamaño de la estancia y de la potencia del ozonizador de aire. Aún así, para estancias medias y con aparatos de una potencia intermedia, se recomienda usarlo durante 1 ó 2 horas, tiempo más que suficiente para que acabe con todas las partículas dañinas que haya en el ambiente de dicha estancia. 

Situar el ozonizador de aire correctamente

Cuanto más centrado esté el ozonizador de aire en la habitación, mayor será la rapidez con la que acabe con las partículas dañinas del ambiente. Para ello, conviene situarlo en un punto intermedio de la estancia y sin elementos que pueden interferir en el reparto de ozono a lo largo y ancho de la habitación. 

Cerrar ventanas y puertas

Cuando los acciones en una habitación deberás cerrar las ventanas de dicha habitación para evitar que la entrada de nuevas partículas dañinas puede contrarrestar la efectividad del ozonizador de aire. Además, la puerta de dicha estancia deberá permanecer cerrada durante el uso para evitar que entren nuevas partículas dañinas o que el ozono se pase a otras estancias en las que haya gente, pudiendo acabar siendo dañino. 

Limpiar los filtros y el depósito con asiduidad

Es fundamental también que se mantengan limpios los filtros y el depósito del ozonizador de aire para que su efectividad sea máxima. Para ello bastará con que cada ciertos usos los extraigas y los limpies en profundidad. 

Los otros usos de los ozonizadores 

Además de los habituales ozonizadores de aire domésticos, en el mercado hay otros modelos de ozonizadores de aire que tienen mucha demanda. Por un lado están los ozonizadores de aire que también son humidificadores, y que hacen que la humedad que expulsan al ambiente sirva también para ozonizar y eliminar los olores en las estancias. 

También existen modelos de ozonizadores pensados para ser usados en estancias muy pequeñas. Son habituales los ozonizadores para coches, que cuentan con un conector especial que se conecta al mechero del vehículo y que lo puedes llevar en él. 

Las aplicaciones del ozono son ilimitadas y su uso es muy común también en la desinfección de cámaras frigoríficas, mataderos, fábricas de hielo, en el lavado de frutas y verduras, en la desinfección de plantas de procesamiento y del agua de las piscifactorías, y hasta en la eliminación de hongos y bacterias en la fabricación de lácteos. 

Nuestra valoración final de los ozonizadores de aire

Un ozonizador de aire es una gran solución de salud para el hogar. Las grandes propiedades del ozono no sólo harán que nuestra casa permanezca libre de agentes infecciosos y dañinos, también nos aportará higiene y limpieza. 

Los ozonizadores de aire son también grandes aliados para el mantenimiento de nuestras casas, evitando la posible aparición de hongos o bacterias. No sólo mejoran el aire que respiramos en nuestras casas, también el estado de sus suelos, paredes y muebles. Son, incluso, beneficiosos para el mantenimiento de nuestro fondo de armario.